HOSPITAL ANGELES LINDAVISTA        Rio Bamba No 639, Col. Magdalena de las Salinas, Gustavo A. Madero, Distrito Federal     (55)5586 1301                                                                                                   

Oido

Otitis externa

La otitis es una infección del oído o de la oreja. Puede ser externa o media. La otitis externa es mucho mas común en verano, cuando el contacto con el agua es mas frecuente. El canal del oído, para su protección, tiene un ángulo peculiar, justo cuando se aproxima a la membrana del tímpano, facilitando la retención de agua en aquellos individuos que tienen el canal mas inclinado.

Los niños alérgicos pueden presentar eczema de piel con tendencia a dermatitis. En la piel que envuelve al canal del oído, también se puede presentar una descamación típica de eczema alérgico. La urticaria en estos casos es muy frecuente. El uso inadecuado de puntiagudos, con o sin algodón en las puntas, favorece la aparición de la otitis externa. Esa inflamación puede ser muy dolorosa y requiere cuidados especializados.

Otitis del nadador

Las otitis del nadador (infección de la piel en el canal auditivo externo), es el resultado de la permanencia del agua, por un tiempo prolongado, dentro del canal auditivo. Por esta razón, es importante, en los niños con tendencia a esa infección, secar muy bien el oído después de la natación.

Dolor del oído en la otitis media

La otitis media aguda es una inflamación de oído medio causada por un microorganismo (virus o bacteria).La inflamación es una respuesta del organismo a una agresión causada por: virus, bacterias u otros agentes patológicos. Esa respuesta es conocida por las células de defensa en nuestra sangre, conocidas como glóbulos blancos. La inflamación genera dolor, fiebre y produce un liquido dentro del oído que puede ser: mucoso, purulento, etc. En los niños, la presencia de otitis se da, habitualmente, después de un episodio de gripe o resfriado.

Fiebre por las infecciones del oído

La infección aguda de oído, en un numero significativo de niño, produce fiebre, acompañada de mal estar y postración. Es importante tener presente que, los niños pequeños principalmente aquellos menores de un año, pueden presentar infecciones de oído sin fiebre.

Supuración del oído

Supuración es el drenaje de secreción a través de la oreja. Esa secreción tiene origen en el interior del oído y puede ser catarro o pus. El pus contiene glóbulos blancos y microorganismo causantes de la otitis.

Generalmente, el pus, acompaña a un episodio de otitis y es mucho más común, en la otitis crónica que en la aguda.

Otitis repetidas

Las otitis son mas frecuentes entre los niños a causa de la inmadurez del sistema inmunológico (Sistema de células que defienden a nuestro cuerpo), y por las características en la anatomía de la tuba auditiva, o trompa de Eustaquio, que es un pequeño canal que conecta al oído con la nariz. Algunos niños que presentan cuatro o mas episodios de otitis en un año, o tres episodios en seis meses, necesitan de cuidados muy especiales.

Cuando la primera otitis se presenta a una temprana edad (menor de seis meses), se incrementa significativamente la posibilidad de recurrencia.

Una pequeña cirugía puede ser necesaria para el tratamiento de otitis frecuentes. En este caso se coloca un diminuto tubo en la membrana timpánica, conocido también como tubo de ventilación o tubito. Solo algunos niños, después de la supervisión medica adecuada y el tratamiento individualizado, necesitaran de la colocación de dicho tubo.

Tubos de ventilación

Los tubos de ventilación de oído (tubos o tubitos), son colocados en el tímpano, permitiendo que el aire entre en la cavidad del oído del niño. Los tubos permanecen en la cavidad del oído del niño. Los tubos permanecen en la membrana timpánica, alrededor de seis meses y generalmente son expulsados de forma natural. La pequeña perforación timpánica realizada para la salida del tubo, cicatriza de manera espontánea.

En la mayoría de los casos, los tubos de ventilación, contribuyen al tratamiento de la otitis y en algunos casos especiales, existe la necesidad de recolocarlos. Esta es una de las cirugías de las adenoides, muchas veces, va acompañada de la colocación de tubos de ventilación.

Cerumen en el oído

La cera, es producto de la secreción de las glándulas que se localizan en la parte mas externa del canal del oído (conducto auditivo externo). Su función es la de proteger la piel del canal, manteniéndola hidratada e impermeabilizada, y también funciona como un vehículo para facilitar la salida de restos de piel y de otros residuos que, por causalidad pudieran entrar al canal auditivo externo. La coloración de la cera varia desde el amarillo, hasta un marrón obscuro. La consistencia también difiere entre niño y niño. La cera no es un problema, pero el exceso de ella, sí.

Oreja Malformada

Microtia es el nombre que se le da a la oreja que no se forma adecuadamente. Los niños con microtia pueden presentar alteraciones en la mandíbula y en el rostro. El diagnostico se realiza en el momento del nacimiento, requiriendo también, el bebe, una evaluación de la audición. El tratamiento se realiza por medio de cirugía plástica reconstructiva, que puede ser planeada a partir del diagnostico adecuado.

El oído y el equilibrio

Nuestro oído es también responsable de la coordinación y mantenimiento del equilibrio.

El oído interno tiene dos partes principales: la cóclea y el laberinto. La cóclea se relaciona con la audición y el laberinto con el equilibrio.

Las laberintitis son enfermedades del oído que, generalmente, causan mareos y nauseas, algunas veces acompañadas de vómitos. Tanto los niños como los adultos pueden tener laberintitis.

Los niños con laberintitis, pueden sufrir mareos y vómitos. Además de esto, algunos, se ponen pálidos y se refugian en sitios tranquilos, otros tienen miedo del ascensor o de las escaleras eléctricas, presentan problemas de equilibrio en la bicicleta, patines o “skate”. Por eso debemos pensar en una posible laberintitis, cuando el niño tiene miedo de subir a un árbol o de jugar en columpios. Algunos niños comentan que se sienten como si estuvieran pisando algodón, otros sienten que el suelo se mueve o se rompe. También pueden sentir mareos al mover la cabeza.

Aviso Legal y Términos de servicio



    Todo el contenido de este sitio Web comprende información general sobre diferentes padecimientos, y se presenta solo con fines de orientación a pacientes y familiares, así como a cualquier persona interesada. Por ningún motivo debe esta información tomarse como sustituto de una evaluación médica y opinión profesional, ni constituye ningún tipo de diagnóstico, ni tratamiento. Se recomienda siempre la consulta con el médico especialista y no somos responsables de malinterpretaciones o el mal uso del contenido de esta página.

El Servicio


Servicios


Oido


Nariz


Garganta


Laringe


Contacto y localización

Themes